• Veronica si gracias por el comentario ROBERTO SANTIAGO
    Written by on 28-10-2015
  • ROBERTO SANTIAGO QUE MAL OJALA SU FAILIA TENGA PRONTA RECUPERACION
    Written by ROBERTO SANTIAGO on 28-10-2015
« November 2018 »
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

Horoscopos

Nuevo Diario - Santiago del Estero - Horóscopo

Nuevo Diario - Santiago del Estero Nuevo Diario - Santiago del Estero - Horóscopo
Usted está aquí: HomeOpinion ACDisplaying items by tag: Felipe Arizmendi
Jueves, 19 Abril 2018 11:58

Encuentro de obispos con candidatos

Encuentro de obispos con candidatos

 

+ Felipe Arizmendi Esquivel, Obispo Emérito de SCLC

 

VER

Durante la reciente asamblea plenaria del episcopado mexicano, tuvimos la oportunidad de recibir, en tiempos diferentes, a cuatro de los cinco candidatos a la presidencia de la República. En media hora, cada quien nos expuso su propuesta; luego les dijimos una palabra de lo que esperamos de ellos; al final, hubo oportunidad de algunas preguntas. Fueron encuentros serenos, pacíficos, respetuosos, con la oportunidad de escucharnos unos a otros. Con nadie se hicieron compromisos de campaña, ni se ofrecieron apoyos en votos particulares.

 

No es la primera vez que lo hacemos. En los últimos sexenios, hemos dialogado en forma semejante con los diversos candidatos. En las propias diócesis, es muy común que nos busquen quienes aspiran a la gubernatura, o a otros cargos de elección popular. Su intención es presentarnos sus aspiraciones, sus proyectos. De nuestra parte, les ofrecemos una visión de la realidad que se vive en cada territorio, insistiéndoles siempre en buscar el mayor bien de la comunidad. Nunca es para hacer acuerdos “en lo oscurito”, ni para ofrecerles propaganda a su favor. Una vez que pasan las elecciones, muchos se olvidan de esas entrevistas, pues lo que les importa es reunirnos antes y, si es posible, sacarse la foto.

 

Para nuestra tarea episcopal, es importante estar en relación con los diferentes actores de la sociedad, particularmente con los gobernantes y con quienes aspiran a un puesto público, para compartirles las necesidades que descubrimos en nuestro pueblo, al que conocemos muy de cerca por nuestro constante contacto pastoral. Por ejemplo, cuando me reunía con gobernantes de Chiapas, era para hacerles conciencia de las graves necesidades en la atención a la salud, de las carencias en educación y en comunicaciones, de los problemas sociales de los pueblos, de la marginación de algunas regiones, de la necesaria atención a los migrantes, de los excesos publicitarios en las campañas, etc.

 

PENSAR

Ante el momento electoral que vivimos, el episcopado mexicano emitió una exhortación, el 19 de marzo pasado, con el título Participar para transformar. Entre otras cosas, dijimos:

 

“Participar en la vida cívica y política de nuestras comunidades es una obligación ciudadana y cristiana que no podemos ni debemos obviar. Sólo participando podemos transformar positivamente nuestra nación, en fidelidad a sus orígenes y a su destino histórico. Debemos recordar que en las situaciones concretas, y teniendo siempre en cuenta la solidaridad que nos es debida, es necesario reconocer una legítima variedad de opciones políticas posibles. Una misma fe cristiana puede conducir a compromisos diferentes. Esto quiere decir que la fe cristiana trasciende las propuestas políticas concretas y deja en libertad a los fieles, para que elijan en conciencia de acuerdo a los principios y valores que han descubierto en la experiencia de la fe”.

 

Exhortábamos a cinco acciones: “Participar cívicamente, orar en familia y en comunidad, buscar el “bien posible”, evitando a toda costa elegir en base al “mal menor”, elegir a las personas, discerniendo por quién votar. Lo prudente y responsable es buscar para cada puesto de elección popular a la persona más idónea y no dejarnos manipular para que votemos en bloque por un solo tipo de propuesta, de manera irreflexiva y mucho menos bajo alguna modalidad de “compra de voto”. Entre más libertad exista al momento de elegir, más capacidad tendremos al momento de exigir. Convencernos de que el México que queremos es posible y requiere fundamentalmente de un gobierno que trabaje con honestidad y eficacia; pero también, de ciudadanos participativos que den seguimiento a los procesos de Justicia, Fraternidad y Paz”.

 

Terminábamos nuestra exhortación diciendo: “Sólo la presencia participativa, de manera constante y solidaria en la vida de nuestro país, destierra gradualmente la violencia, la corrupción, la impunidad y el compadrazgo. Es tiempo de que los católicos, acompañados de todos los hombres y mujeres de buena voluntad, trabajemos comprometidamente por un México más próspero y pacífico, más solidario y participativo, más atento al rostro de los más pobres y menos cómplice de quienes los olvidan, los manipulan o los marginan”.

 

ACTUAR

Conoce a los candidatos, analiza si sus propuestas son sólo campaña electoral, o si en efecto son posibles y convenientes; fíjate en quienes son sus más cercanos colaboradores, porque aunque un candidato sea honesto personalmente, se cuelan corruptos por todas partes. Y oremos al Espíritu para que nos ayude a tomar una sabia decisión.

Published in Opinion
Jueves, 12 Enero 2017 13:14

NO VIOLENCIA, DESDE LA FAMILIA

NO VIOLENCIA, DESDE LA FAMILIA

 

+ Felipe Arizmendi Esquivel, Obispo de San Cristóbal de Las Casas

 

VER

Nos cimbró el desahogo violento que se manifestó en varias partes del país, como reacción a los aumentos a las gasolinas, al gas y al consumo de electricidad. Nos parecían inexplicables los saqueos, el vandalismo y la agresividad social que desquició ciudades, con lamentables víctimas mortales. ¿Sucedió esto sólo por la pobreza, por el rechazo a las autoridades, porque la economía familiar se ha afectado seriamente?.

 

Puede haber muchas explicaciones, pero el trasfondo no es sencillo. No se robaban fundamentalmente alimentos y ropa, sino pantallas de televisión, celulares y diversos electrodomésticos. Una consigna en redes sociales bastó para desatar la ira popular y los atracos sin restricción. Muchos de los que cargaban con todo lo que podían eran jóvenes, también mujeres. 

 

Quizá no tenían nada que regalar a los niños, con ocasión del Día de Reyes, y aprovecharon la ocasión, con el pretexto de manifestar su rechazo a dichos incrementos. Considero que una raíz está en la desintegración de muchas familias, donde el padre está ausente, a veces también la madre, y no hay quien eduque en valores fundamentales. Si los pobres roban, no es por ser pobres, sino por no tener unos padres que, sobre todo con su ejemplo, eduquen en el trabajo y en el respeto.

 

Intentamos comprender la rabia de los ciudadanos, que se sienten defraudados por las autoridades, engañados con la promesa de que esos bienes y servicios bajarían de precio, y ahora resulta lo contrario. Por ello, muchos ya no confían en los políticos. 

 

Que esto nos sirva de experiencia para no dejarnos embaucar por quienes ofrecen revertir esos aumentos, ahora que están ya en campañas presidenciales, pues no todo lo que se promete es posible ponerlo en práctica. No somos una economía autónoma, sino dependiente de factores internos y externos.

 

El pueblo está molesto porque ve cuánto se gasta en publicidad oficial, cuánto ganan los diputados, senadores, ministros de la Suprema Corte y otros servidores públicos; cuánto se destina a propaganda de los partidos políticos, y que luego se va a la basura; cuánta corrupción e impunidad se descubre en la administración pública. 

 

El pueblo se siente inerme y sólo le queda expresar su inconformidad en todo tipo de manifestaciones, algunas con tintes muy violentos. Es legítimo que exprese su sentir, pero es necesario que se organice en trabajos comunitarios, en alternativas políticas a los partidos, en ayudas solidarias, para que no todo quede en desahogos viscerales. 

 

De ninguna manera apoyamos la violencia destructora, los saqueos, el vandalismo, el atropello a los derechos de terceros, los bloqueos carreteros contra quienes nada deben y nada pueden hacer para revertir los aumentos. Dañando a los ciudadanos en su libre tránsito, aumentan el daño que el gasolinazo está causando.

 

PENSAR

El Papa Francisco, en su mensaje para la Jornada Mundial por la Paz, nos ha propuesto el camino de la no violencia activa, como una forma de construir la paz, empezando por la educación en la propia familia: “Si el origen del que brota la violencia está en el corazón de los hombres, entonces es fundamental recorrer el sendero de la no violencia en primer lugar en el seno de la familia. 

 

La familia es el espacio indispensable en el que los cónyuges, padres e hijos, hermanos y hermanas aprenden a comunicarse y a cuidarse unos a otros de modo desinteresado, y donde los desacuerdos o incluso los conflictos deben ser superados no con la fuerza, sino con el diálogo, el respeto, la búsqueda del bien del otro, la misericordia y el perdón. 

 

Desde el seno de la familia, la alegría se propaga al mundo y se irradia a toda la sociedad. Suplico que se detenga la violencia doméstica y los abusos a mujeres y niños”.

 

ACTUAR

Acompañamos a la comunidad en sus sufrimientos, pero rogamos encarecidamente evitar todo tipo de saqueos, vandalismos y bloqueos. De igual modo, exhortamos a las autoridades a buscar alternativas económicas que no dañen al pueblo, sobre todo a los de menos recursos, que son los que más importan. Hacer más efectiva la lucha contra la corrupción oficial, es la mejor forma de calmar al pueblo.

 

Published in Nacional

Obispo Arizmendi

Candidatos ya están en campañas electorales rumbo al 2018

 

Milena Mollinedo, Quadratín.

San Cristóbal,| 22 de Noviembre de 2016.- El obispo titular de la diócesis local, Felipe Arizmendi Esquivel, aseveró que estamos ya en campañas para la gubernatura del estado de Chiapas, para las diputaciones y próximas presidencias municipales y ya se están moviendo quienes aspiran a estos cargos. 

 

“Ojalá que los electores no se fijen en quien les ofrece más beneficios o quien les regala más cosas, si no en quien ha demostrado en su vida que es un verdadero servidor de los demás”, indicó en un documento. 

 

Arizmendi Esquivel, dijo que este domingo 20 de noviembre, con la solemnidad de Cristo Rey, se terminó el año litúrgico de las celebraciones de la iglesia. La fiesta de Cristo, nos presenta a Jesús, no como un rey, su Poder no se basa en ejércitos, en dinero, en extensión territorial, en componendas, en abusos, sino en dar vida por el pueblo. 

 

Señaló que “por el contrario, lamentamos que muchos de los que actualmente ejercen algún poder, un cargo, no lo hacen buscando el bien de su pueblo, sino su propio interés. Monseñor enfatizó que les apasiona lograr una victoria electoral, no pensando en primer lugar, en cómo dar la vida por las comunidades de su municipio, de su Distrito, de su Estado, de su país, sino en cuánto dinero van a ganar, cuánto poder van a tener, cómo van a derrotar a sus contrarios. 

 

Apuntó que si en verdad les interesa su pueblo serían capaces de renunciar a su cargo, aunque hubiera sido legal su victoria, si con su renuncia se logra la paz social y la armonía de sus pueblos. 

 

Finalizó diciendo que reinar es servir y amar al pueblo, reinar es darle prioridad al pueblo, en poner en primer lugar, el bienestar común.

 

(Agencia Quadratín: https://chiapas.quadratin.com.mx/principal/estamos-ya-campanas-electorales-rumbo-al-2018-obispo-arizmendi)

 

Published in Opinion
Martes, 14 Junio 2016 10:53

DOBLE MORAL, XI DOMINGO ORDINARIO

 

 DOBLE MORAL, XI DOMINGO ORDINARIO

 

+Mons. Enrique Díaz, Diócesis de San Cristóbal de Las Casas

 

•II Samuel 12, 7-10. 13: “El Señor te perdona tu pecado, no morirás”

•Salmo 31: “Perdona, Señor, nuestros pecados”

•Gálatas 2, 16. 19-21: “Vivo, pero no soy yo el que vive, es Cristo quien vive en mí”

•San Lucas 7, 36- 8, 3: “Sus pecados le han sido perdonados, porque ha amado mucho”

 

Diariamente aparecen las noticias, entre el escándalo y la indignación, de constantes violaciones y agresiones contra las mujeres. Estos días Brasil se conmueve ante la violación masiva de una adolescente: “El ataque a esta adolescente es también el ataque a todas las mujeres”, expresan organizaciones indignadas. "Me siento una basura. 

 

El estigma es lo que me está doliendo más”, expresaba angustiada la adolescente. Pero no sólo es Brasil, es Veracruz, es Michoacán y muchos otros lados… y lo más triste es el silencio cómplice que envuelve las miles de agresiones y vejaciones contra las mujeres: violencia familiar, abandono, pederastia, discriminación laboral, esclavitud disfrazada, feminicidios. ¿Estará de acuerdo el Señor con nuestras actitudes?.

 

Las lecturas de este día reflejan las posturas machistas y al mismo tiempo puritanas que no quedan en la historia pasada del pueblo judío sino que se hacen presentes en nuestras culturas. David condena enérgicamente la injusticia ajena pero no reconoce su maldad y su injusticia. 

 

“Ese hombre eres tú”, tiene que lanzarle a la cara el profeta Natán para que asuma su pecado. Es una realidad que duele. Todos reconocemos teóricamente la dignidad e igualdad de la mujer, pero no lo ponemos en práctica. Desde el mismo seno familiar se vive una situación de discriminación y de preferencias que casi siempre dejan en desventaja a la mujer por el solo hecho de ser mujer. Miremos con ojos críticos las condiciones en que viven la mayoría de ellas y nos daremos cuenta de esta realidad. 

 

Se cierran los círculos que atajan el progreso y el desarrollo para  las mujeres. Se les confina al hogar no como opción sino como castigo; se les exige preparación pero se les niegan las oportunidades; se les quiere castas y puras, pero se les provoca y acosa. 

 

De los hogares que se disuelven, en un noventa por ciento, los hijos quedan a cargo de una madre sola; los niños nacidos fuera de matrimonio terminan bajo la responsabilidad de la mamá o de la abuela. La trata de blancas, el tráfico de niñas y niños, la prostitución, la pornografía, siempre acaban destruyendo a la mujer y convirtiéndola en un desecho de la sociedad. 

 

No obtienen ninguna remuneración y trabajan desmedidamente… ¿Qué estamos haciendo? Muy parecido a lo que hace David en el pasaje bíblico: condenando a los demás pero no dándonos cuenta de que nosotros estamos haciendo lo mismo. También a nosotros  se nos puede decir: “tú eres ese hombre”.

 

En el pasaje de San Lucas, Jesús actúa igual que el profeta Natán: propone un ejemplo que parece ajeno a aquella situación que se está viviendo en torno a una mesa compartida. El fariseo pronto da soluciones y busca las respuestas más acertadas. 

 

Es curioso que responde bien a las preguntas pero no cae en la cuenta que está actuando mal: la mujer que  él condena y juzga pecadora, ha obrado mejor que él  y ha realizado todo lo que él debería haber ofrecido a su visitante. La condena se revierte y alcanza al acusador. 

 

Donde el fariseo solamente veía a una prostituta, Cristo descubre a una mujer, a una persona con sus derechos, con sus capacidades, con su servicio, con su dignidad. Cristo descubre mucho más allá del pecado, la posibilidad del amor. Cristo busca más allá de las apariencias, el corazón de una mujer sedienta de amor, pero con posibilidades grandes de amar. 

 

Lo han demostrado todos sus hechos: lavar los pies, besarlos y  ungirlos, mientras que el fariseo se ha limitado, sí a hospedar a Jesús, pero no a recibirlo en su corazón. ¿Quién queda justificado? ¿Quién ama más?

 

El fariseo que parecía una persona religiosa, falta al respeto a quien no conoce y de quien no entiende su forma de vivir. Esto ocurría en tiempos de Jesús y sigue ocurriendo en la actualidad. La religión despreciaba a los pecadores, a los endemoniados, a las personas impuras, a la mujer en general. 

 

Jesús va contra corriente y a riesgo de ser condenado, defiende la dignidad de las personas. Jesús jamás desprecia a nadie. Las mujeres que lo acompañaban, según los criterios de su tiempo, eran merecedoras de todo desprecio, ya que se trataba de mujeres enfermas, pecadoras y endemoniadas. En cambio entre los seguidores de Jesús tenían un lugar que les era respetado con toda dignidad. 

 

Así nos muestra que a la mujer no se le puede reducir a ocupar un puesto secundario ni en la sociedad ni en la Iglesia, ni en el mundo. Jesús va contra corriente, los rabinos excluían a toda mujer de su círculo. Jesús mostró en todo momento una actitud radicalmente distinta a la del judaísmo oficial. Fue una actitud sin prejuicios, abierta, liberadora.

 

Este modo de actuar de Cristo nos tiene que hacer reflexionar. Desgraciadamente muchas veces nosotros, cristianos, adoptamos actitudes discriminatorias. En la antigüedad, las prostitutas eran consideradas esclavas; socialmente no existían. Sin embargo, esa tarde una prostituta escucha las palabras de absolución y de canonización, porque ha hecho el gesto sacramental, ha expresado su decisión de cambiar de vida. 

 

Así se coloca a la cabeza del Evangelio. ¿Qué otra cosa pueden significar las palabras de Cristo: “tus pecados te han quedado perdonados”?  ¿O lo que después añade: “Tu fe te ha salvado”? Así, Cristo cambia en un solo instante toda la discriminación y marginación de la mujer. 

 

Y de paso nos deja fuertes cuestionamientos sobre la situación de la mujer en nuestro mundo y en nuestra Iglesia. ¿Cómo la tratamos? ¿Cómo la respetamos y cómo valoramos su dignidad? ¿Qué opciones de verdadera participación y decisión tiene en la sociedad y nuestros ambientes?

 

Padre bueno, haz que descubramos tu belleza y tu amor en cada mujer que encontremos a nuestro paso; que sepamos tratar con respeto y dignidad a cada una de ellas y que ellas puedan crecer en el verdadero amor y en la verdadera belleza. Amén.

 

 

 

Published in Opinion

Nuestra Diócesis de San Cristóbal de Las Casas está de fiesta, este 7 de marzo, nuestro obispo diocesano Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, cumple 25 años de haber sido ordenado obispo, agradecemos su trabajo y dedicación como buen pastor de nuestra Iglesia Diocesana, que nuestro buen Dios le siga dando sus dones para seguir acompañando a la iglesia diocesana !Muchas Felicidades!.

 

Palabras del Papa Francisco con motivo a su aniversario piscopal.

Al venerable hermano Felipe Arizmendi Esquivel, Obispo de San Cristóbal de Las Casas.

Al acercarse el jubileo de plata de tu episcopado, de todo corazón te saludamos, Venerable Hermano, y te enviamos palabras de aliento espiritual y de acción de gracias, alegrándonos contigo en el Señor, que te ha colmado de muchos dones en tu ministerio.

En esta oportuna ocasión, nos complace recordar los acontecimientos de mayor importancia de tu vida y de tu actividad pastoral realizados de diversas formas en la viña del Señor. Experimentando en tu juventud la vocación del Señor al sacerdocio, sólidamente preparaste tu corazón y tu mente en el Seminario de Toluca y en la Pontificia Universidad de Salamanca, con muy buenos formadores, para anunciar el Evangelio.

Ordenado sacerdote el 25 de agosto del año 1963, trabajaste diligentemente por el bien espiritual de los fieles cristianos confiados a tu cuidado pastoral, demostrando celo apostólico, pericia en la administración y capacidades en los trabajos junto con sacerdotes y fieles laicos.

Tomando en cuenta tus méritos y tu gran labor, San Juan Pablo II, el día 7 del mes de febrero de 1991, te nombró Obispo de la diócesis de Tapachula, que presidiste con responsabilidad por nueve años. 

En el Año del Gran Jubileo, 2000, el mismo Sumo Pontífice confió a tu comprobada competencia la diócesis de San Cristóbal de las Casas, que hasta la fecha sabiamente has presidido. Ejerciendo el ministerio episcopal, no te has dado descanso, visitando diligentemente las parroquias, interpretando rectamente la doctrina de la Iglesia y llevando esperanza cristiana a los hombres de buena voluntad. 

Por otra parte, queremos recordar el ejemplo diario de tu vida, tu entrega misionera, tu sólida piedad, así como tu fidelidad al Magisterio de la Iglesia y el amor que demuestras al Sucesor de Pedro. En la Conferencia de Obispos de México y en el Consejo Episcopal Latinoamericano has realizado un gran trabajo, analizando, con tus hermanos obispos, las cuestiones de nuestro tiempo y proponiendo iniciativas pastorales.

Nos congratulamos contigo por todo ello y, en ocasión de tu jubileo, de corazón resaltamos tus óptimos servicios, acompañándote con nuestra oración. Como signo de nuestro aprecio por ti y de una prueba de los bienes celestiales, te enviamos nuestra Bendición Apostólica, extensiva para todos los sacerdotes y fieles de tu amada grey, mientras pedimos a todos ustedes sus oraciones, para que podamos diligente y sabiamente realizar el delicado ministerio petrino.

Dado en la Ciudad del Vaticano, tercero de nuestro pontificado. Francisco.

 

Published in Portada
Jueves, 21 Enero 2016 11:52

FRANCISCO: OTRO SISTEMA ES POSIBLE

+ Felipe Arizmendi Esquivel, Obispo de San Cristóbal de Las Casas

 

VER.- La revista FORBES ha publicado unos datos oficiales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), que nos indican que, de 2012 a 2014, aumentaron dos millones de personas en situación de pobreza en México, llegando a 55.3 millones de mexicanos, que son el 46.2% de la población total, aunque no se puede dejar de mencionar que disminuyó la pobreza extrema en un 0.85%, pues más personas cuentan con servicios básicos de salud, vivienda, seguridad social.

 

Chiapas es el Estado con mayor proporción de pobres: el 76.2% de una población cercana a los cinco millones de habitantes. Es decir, 3.96 millones de chiapanecos están en situación de pobreza; y de ellos, 1.6 millones en pobreza extrema. Le siguen Oaxaca, Guerrero, Puebla, Michoacán, Veracruz, Estado de México, etc.

 

Como seguidores de Jesús, ¿esto nos puede dejar indiferentes? ¿Es justo y equitativo este sistema en que vivimos? ¿Podemos relegarnos en nuestras sacristías, y dejar que el mundo ruede, sin importarnos los que sufren? ¿Esto tiene que ver con el Evangelio y con la misión de la Iglesia?.

 

PENSAR.- El Papa Francisco ha dicho: “La causa principal de la pobreza es un sistema económico que ha quitado a la persona del centro y ha puesto al dios dinero, un sistema económico que excluye, excluye siempre, excluye a los niños, ancianos, jóvenes sin trabajo... y que crea la cultura del descarte en la que vivimos. Nos hemos acostumbrado a ver personas descartadas. Este es el motivo principal de la pobreza, no las familias numerosas.

 

El sistema social y económico es injusto en su raíz. Esa economía mata. ¡No a una economía de la exclusión! ¡No a la inequidad que genera violencia! ¡No a la nueva idolatría del dinero! ¡No a un dinero que gobierna en lugar de servir! El dinero debe servir y no gobernar.

 

Algunos simplemente se regodean culpando a los pobres y a los países pobres de sus propios males, con indebidas generalizaciones, y pretenden encontrar la solución en una “educación” que los tranquilice y los convierta en seres domesticados e inofensivos. Esto se vuelve todavía más irritante si los excluidos ven crecer ese cáncer social que es la corrupción profundamente arraigada en muchos países —en sus gobiernos, empresarios e instituciones—, cualquiera que sea la ideología política de los gobernantes.

 

En nuestras ciudades está instalado el crimen mafioso y aberrante de la trata de personas, y muchos tienen las manos preñadas de sangre debido a la complicidad cómoda y muda.

 

Nadie puede exigirnos que releguemos la religión a la intimidad secreta de las personas, sin influencia alguna en la vida social y nacional. Una auténtica fe siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo.

 

¡Cuánto daño nos hace la vida cómoda, el bienestar! El aburguesamiento del corazón nos paraliza. Algunas personas prefieren no informarse y viven su bienestar y su comodidad indiferentes al grito de dolor de la humanidad que sufre.

 

ACTUAR.- ¿Qué hacer?. El mismo Papa nos dice que no nos quedemos en quejas, en lamentos y en críticas al sistema; que todos podemos y debemos hacer algo para que las cosas cambien: “¡No al pesimismo estéril! Hace falta volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo, que vale la pena ser buenos y honestos”.

 

Y agrega algo muy concreto: “Debemos inmiscuirnos en la política, porque la política es una de las formas más altas de la caridad, porque busca el bien común. Y los laicos cristianos deben trabajar en política. Trabajar por el bien común es un deber de un cristiano. Y muchas veces para trabajar, el camino a seguir es la política”. Obviamente, está hablando de la buena política, la del servicio.

 

¿Cómo generar otro estilo de vida y luchar por otro sistema? Dice el Papa: “Los ámbitos educativos son diversos: la escuela, la familia, los medios de comunicación, la catequesis, etc. Una buena educación escolar en la temprana edad coloca semillas que pueden producir efectos a lo largo de toda una vida”.

 

Con ocasión de la visita del Papa a nuestra patria, reflexionemos qué podemos hacer.

 

Published in Opinion

San Cristóbal, 13 de Enero del 2016.- Que Monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, Obispo de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, sea el mediador en la búsqueda de la solución al problema postelectoral del Municipio de Oxchuc, esto en las negociaciones que se llevaran a cabo en días próximos.

 

Lo anterior lo dio a conocer a los medios de comunicación Leum Gómez Girón, integrante de la Comisión Permanente de la comunidad de Oxchuc, quien dijo que entregaron al prelado una solicitud por escrito para que acepte ser el mediador entre el gobierno del Estado y ellos.

 

Después de haber entregado el escrito en donde le hicieran la solicitud a Monseñor Felipe Arizmendi, indicó que lo que quieren es que en las próximas negociaciones tengan garantía y legitimidad, y sobre todo “tener el respaldo de una persona tan respetable y que nos da confianza para que las negociaciones que vayamos a tener lleguen a buen término, buscando una solución definitiva a nuestro problema y para el bien del pueblo de Oxchuc”.

 

Comentó que ellos rechazan la presencia de la policía en el lugar porque puede ser tomada como intimidación o provocación, y que por el momento el pueblo de Oxchuc se encuentra en calma.

 

Por último negó que hayan sido ellos los que quemaran las unidades de transporte, y que tampoco retuvieron a turistas, que fue gente ajena a ellos y que quiere inculparlos, según dijo.

 

Published in Portada
Jueves, 17 Diciembre 2015 10:40

CHIAPAS EN EL VATICANO

+ Felipe Arizmendi Esquivel

 

Obispo de San Cristóbal de Las Casas

 

 

VER

 

Se va haciendo tradición que un Estado de nuestra patria presente lo que se ha llamado Navidad Mexicana en El Vaticano. Se han presentado artesanías, historias y bondades de Jalisco, Michoacán, Estado de México, Veracruz, Puebla y Oaxaca. Este año le tocó a Chiapas. Han venido autoridades de nuestro Estado, con cuatro indígenas representativos de distintas ramas del arte popular, las artesanías: Simona López Pérez, tseltal de Amatenango del Valle, ganadora de un premio por sus figuras de barro; Catalina Sánchez Pérez, tsotsil de Zequentic Bajo, Zinacantán, por sus bordados; Rosel González Montoya, con su hijo J. Guadalupe Asunción González Gómez, de Chiapas de Corzo, expertos en el labrado de madera. Ellos hicieron un precioso nacimiento, que se expone en los museos vaticanos, adornado con variadas artesanías de diferentes lugares de Chiapas. Además, se montó una magnífica exposición fotográfica en los mismos museos y en la Vía de la Conciliación, y otro nacimiento en el Aula Pablo VI. Esto se presenta ante el turismo internacional que llega siempre a Roma, como una forma de dar a conocer las bellezas que ofrece nuestro Estado.

 

Un grupo de niñas y niños de San Cristóbal de Las Casas, con sus marimbas, ha tocado diversas melodías locales e internacionales, tanto en los museos vaticanos y en la audiencia general que tuvo el Papa en la Plaza de San Pedro, como en el evento protocolario en el Aula Paulo VI. Han asombrado a quienes los escuchan, por su profesionalismo y su calidad artística, a pesar de que andan entre los 8 y 12 años. Junto con nosotros los obispos de Chiapas, que acompañamos a los niños, a los artesanos y a las autoridades civiles, pudieron saludar personalmente al Papa y expresarle nuestra gratitud por su próxima visita a México, particularmente a Chiapas, para estar con indígenas, mestizos y familias.

 

PENSAR

 

El Papa Francisco decidió ir a Chiapas, sobre todo a San Cristóbal de Las Casas, por su interés en valorar las diferentes culturas, también las indígenas, no como sub-culturas, o costumbres destinadas a desaparecer como si fueran signos de atraso e incivilidad, sino como valores de la presencia de Dios, que se deben rescatar, proteger y tomar en cuenta a la hora de construir una Iglesia y una sociedad pluriétnica y pluricultural, como una familia que sabe vivir, convivir y enriquecerse con la multiplicidad de dones que el Espíritu siembra en cada uno.

 

 

 

En su Exhortación La Alegría del Evangelio, nos ha dicho:

 

 

 

“La globalización ha significado un acelerado deterioro de las raíces culturales con la invasión de tendencias pertenecientes a otras culturas, económicamente desarrolladas pero éticamente debilitadas” (EG 62). “El Evangelio nos invita siempre a correr el riesgo del encuentro con el rostro del otro, con su presencia física que interpela, con su dolor y sus reclamos, con su alegría que contagia en un constante cuerpo a cuerpo” (EG 88).

 

 

 

“El cristianismo no tiene un único modo cultural. En los distintos pueblos, que experimentan el don de Dios según su propia cultura, la Iglesia expresa su genuina catolicidad y muestra la belleza de este rostro pluriforme. Toda cultura propone valores y formas positivas que pueden enriquecer la manera de anunciar, concebir y vivir el Evangelio” (EG 116)

 

 

 

“No haría justicia a la lógica de la encarnaciónistianismo monocultural y monocorde. El mensaje revelado no se identifica con ninguna cultura y tiene un contenido transcultural. El mensaje que anunciamos siempre tiene algún ropaje cultural, pero a veces en la Iglesia caemos en la vanidosa sacralización de la propia cultura, con lo cual podemos mostrar más fanatismo que auténtico fervor evangelizador” (EG 117). “Una sola cultura no agota el misterio de la redención de Cristo” (EG 118). “Jesús mismo es el modelo de esta opción evangelizadora que nos introduce en el corazón del pueblo”  (EG 269).

 

ACTUAR

 

Dispongámonos a recibir al Papa no como un hecho anecdótico, folklórico y pasajero, sino como una caricia de Dios hacia los pobres y marginados, con el corazón abierto a todas las culturas y personas.

 

Published in Opinion
Viernes, 04 Diciembre 2015 11:32

LAS PRIORIDADES DE FRANCISCO

+ Felipe Arizmendi Esquivel

 

 

 

VER

 

El Papa Francisco no ha visitado su propia tierra, Argentina, a la que ama mucho y en la que hay tantas personas con quienes ha compartido su vida. No ha ido a otros importantes países. ¿Por qué viene a México? Yo me imaginaba que no vendría.

 

 Y ¡qué grata sorpresa! Y que venga a Chiapas, en concreto a San Cristóbal de Las Casas… Sé que algunos sectores se opusieron a que viniera a nuestra diócesis.

 

Opinaban que, si quería encontrarse con los indígenas, que fuera a Tapachula… No saben lo que dicen…

 

¿Por qué no va con algunos amigos suyos obispos que tiene aquí y en otras partes? ¿Por qué no va a ciudades más importantes? Si fue a Brasil y a Estados Unidos, se debió a las jornadas mundiales que ya estaban programadas: juventud y familia; pero aprovechó para estar en Cuba, que pasa por momentos importantes de su transición. 

 

Vino a Ecuador, Bolivia y Paraguay, países con bastantes limitaciones sociales y económicas.

 

Nos está demostrando sus prioridades: los pobres, los que sufren, las personas y los lugares donde más se necesita el Evangelio de la misericordia, de la paz y la unidad. 

 

A San Cristóbal viene primordialmente para encontrarse con indígenas, no sólo de Chiapas, sino del país y de otras latitudes.

 

De Guatemala, ya se han anotado para participar.

 

Ha dicho explícitamente que su primer motivo para venir a México es visitar a la Virgen de Guadalupe.  

 

Pero con la inspiración de Jesús y de su Madre, que demostraron un amor preferente a los pequeños, quiere estar con enfermos, presos, migrantes, indígenas y ancianos. 

 

Va a Michoacán, por la violencia allí padecida, como un signo de su preocupación por el narcotráfico y la inseguridad en todo el país. 

 

Va a Ciudad Juárez, para estar cerca de tantos migrantes que padecen lo indecible en su intento por llegar al Norte. Viene a San Cristóbal, para estar con los marginados y excluidos, los indígenas. No excluye a los no indígenas, pues la Iglesia es incluyente y multicultural, católica, con puentes de unidad.

 

El amor de Dios es para todos; por ello, estará también con políticos, académicos y universitarios. Y es obvio que también con obispos, sacerdotes, religiosas y seminaristas, en particular con familias, niños y jóvenes.

 

PENSAR

 

El Papa Francisco nos ha insistido en algunas prioridades, para él y para la Iglesia. Por ejemplo, nos ha machacado que salir de la comodidad y la seguridad que nos da la estructura eclesial para misionar las periferias geográficas y existenciales, es un reto prioritario. A eso viene a México: a evangelizar, a misionar. 

 

Se podría quedar cómodamente en El Vaticano y no complicarse la vida; pero no le importa desgastarse para que nuestro pueblo tenga una vida digna, en paz, justicia y amor.

 

 Dice: “Es necesario mantener viva la solicitud por el anuncio a los que están alejados de Cristo, porque ésta es la tarea primordial de la Iglesia. 

 

No podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en nuestros templos” (EG 3). 

 

“Todos somos invitados a salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio” (EG 20). “Fiel al modelo del Maestro, es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo. 

 

La alegría del Evangelio es para todo el pueblo, no puede excluir a nadie” (EG 23).

 

Y su insistencia, molesta para muchos, sobre la prioridad de los pobres, para ser fieles al Evangelio: “El corazón de Dios tiene un sitio preferencial para los pobres, tanto que hasta Él mismo se hizo pobre. 

 

Todo el camino de nuestra redención está signado por los pobres” (EG 197). “Para la Iglesia, la opción por los pobres es una categoría teológica antes que cultural, sociológica, política o filosófica. Esta opción –enseñaba Benedicto XVI– está implícita en la fe cristológica” (EG 198). “Sin la opción preferencial por los más pobres, el anuncio del Evangelio corre el riesgo de ser incomprendido” (EG 199).

 

ACTUAR

 

Dispongamos el corazón para escuchar el mensaje que Dios nos envía ya desde ahora por medio del Papa Francisco, y convertirnos a una mayor fidelidad al Evangelio.

 

Published in Opinion
Jueves, 12 Noviembre 2015 11:18

UN PUEBLO ENVENENADO

+ Felipe Arizmendi Esquivel

Obispo de San Cristóbal de Las Casas

 

VER

Me preocupó lo que dijo un agente de pastoral en una de las visitas que hago a las parroquias: “Yo pedí a mis superiores venir a este lugar y quiero seguir aquí; pero me he encontrado un pueblo envenenado, porque rechaza todo lo que se le propone, lo que considera que viene de fuera; desconfía de todo y todo lo ve mal. Así, es muy difícil trabajar”.

 

Lo que dijo este hermano se podría aplicar a muchos ambientes, a creadores de opinión, a líderes que sólo resaltan lo que a su juicio es negativo. A veces se basan en datos no del todo comprobados. Sólo ven el prieto en el arroz y son desconfiados por sistema.

 

Si se anuncia que viene el Papa, afirman, como si fueran muy conocedores de todo lo eclesial, que viene a hacer política, a ampliar su dominio, a recoger muchas limosnas para el Vaticano, a legitimar un gobierno… ¡Cuánta imaginación e ignorancia!

 

Si se habla de reformas estructurales, todo está mal y nada es bueno. Desde luego que yo tampoco apruebo todo, pues esas reformas son sólo engranajes para consolidar un sistema económico que no es justo ni equitativo. 

 

Si se trata de Ayotzinapa, se desconfía de las versiones oficiales y se apoya sin discernimiento las opiniones contrarias. Es explicable esto, porque muchas actitudes y procesos de los gobiernos se han ganado a pulso la desconfianza, por la corrupción y los intereses políticos que subsisten.

 

Si hay elecciones, unos dicen que eso para nada sirve; que lo que se necesita es una revolución, incluso armada, porque de otra forma no cambiaría el sistema.

 

Observe y escuche usted lo que se dice y se proclama en mítines, marchas y manifestaciones, incluso en noticieros amarillistas y en la prensa antisistémica; verá que todo está muy mal. En muchos análisis de la realidad, lo único que se describe son problemas, deficiencias, errores, peligros e injusticias, como si en la vida no hubiera nada positivo. Nos dejan la impresión de que todo está perdido y nada se puede hacer. Sale uno apesadumbrado, dudando de todo y de todos, con ganas de huir.

 

PENSAR

Nos ha dicho el Papa Francisco: “Ojalá el mundo actual –que busca a veces con angustia, a veces con esperanza– pueda recibir la Buena Nueva, no a través de evangelizadores tristes y desalentados, impacientes o ansiosos, sino a través de ministros del Evangelio, cuya vida irradia el fervor de quienes han recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo” (EG 10).

 

“Una de las tentaciones más serias que ahogan el fervor y la audacia es la conciencia de derrota que nos convierte en pesimistas quejosos y desencantados con cara de vinagre. Aun con la dolorosa conciencia de las propias fragilidades, hay que seguir adelante sin declararse vencidos, y recordar lo que el Señor dijo a san Pablo: «Te basta mi gracia, porque mi fuerza se manifiesta en la debilidad». El mal espíritu de la derrota es hermano de la tentación de separar antes de tiempo el trigo de la cizaña, producto de una desconfianza ansiosa y egocéntrica” (85). Estamos llamados a ser personas-cántaros para dar de beber a los demás. ¡No nos dejemos robar la esperanza!” (86). “Los desafíos están para superarlos. Seamos realistas, pero sin perder la alegría, la audacia y la entrega esperanzada” (109).

 

“Una auténtica fe –que nunca es cómoda e individualista– siempre implica un profundo deseo de cambiar el mundo, de transmitir valores, de dejar algo mejor detrás de nuestro paso por la tierra. Amamos este magnífico planeta donde Dios nos ha puesto, y amamos a la humanidad que lo habita, con todos sus dramas y cansancios, con sus anhelos y esperanzas, con sus valores y fragilidades. La tierra es nuestra casa común y todos somos hermanos” (183).

 

“El hombre no puede vivir sin esperanza. Si pensamos que las cosas no van a cambiar, recordemos que Jesucristo ha triunfado sobre el pecado y la muerte y está lleno de poder. Jesucristo verdaderamente vive. Cristo resucitado y glorioso es la fuente profunda de nuestra esperanza” (275).

 

ACTUAR

Seamos realistas y no ingenuos. No minimicemos los problemas ni andemos por las nubes. Pero seamos objetivos, para valorar lo positivo y, con esperanza, luchar contra lo negativo.

 

Published in Opinion
Página 1 de 2

Enlaces

AC Siguenos

Minuto a Minuto

El Universal: Más Relevantes

Servicio de Noticias en Español

Contacto